Salamandras

Sigamos creyendo en la suerte de encontrarte una salamandra así como sin querer así como sin embargo hace meses que no veo salamandras ni mosquitos que mira que colonizaban toda mi casa y yo me despertaba como si tuviera varicela otra vez y te aseguro que no quiero volver a tenerla aunque me sienta orgullosa de mis marcas de guerra que ya sabes como soy pero te lo juro no hay ni salamandras ni mosquitos ni hormigas desde que solo vivo yo en esta casa y necesito   pararme     a         respirar        un         poco.