Madrugada.

De madrugada siempre
los cielos son más oscuros y las ideas más claras.
Por eso siempre te imagino a lunas llenas
y tragos cortos de cerveza.
Porque cuando los lobos aúllan,
y las prostitutas salen a bailar con las farolas,
y los alcohólicos empiezan sus jornadas de trabajo,
y los insomnes sueñan con almohadas,
y las niñas cursis con caballeros medievales
es cuando estoy realmente despierta
y puedo pensarte sin luz y con ganas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s