Abdication.

Prohíbo las redes sociales, las fotos que enamoran, tu risa, tu nariz y el caos.
Prohíbo que me mires, que me hables y que me pienses.
Prohíbo las canciones tontas de amor, la cafeína y el insomnio.
Prohíbo París y Nueva York, los violines y las frases con doble sentido.
Prohíbo el sonido del móvil, las escopetas y las buenas noches.
Prohíbo las mariposas en el estómago.
Prohibido ilusionarse.