Ansiedad

“Los síntomas de ansiedad son muy diversos y tal vez los más comunes consistan en hiperactividad vegetativa, que se manifiesta con taquicardia, taquipnea, midriasis, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento, transpiración, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio, inquietud motora, dificultades para la comunicación, pensamientos negativos y obsesivos, etc.
La ansiedad también puede convertirse en un trastorno de pánico, en el cual la persona cree que va a desmayarse, fallecer o sufrir algún otro percance fisiológico. Es común que las personas con este trastorno visiten la sala de urgencias con cierta frecuencia, y, típicamente, se sienten mejor después de ser atendidas.” (Wikipedia)

Sé de sobra que la gente que no lo ha pasado no es capaz de entenderlo.
Pero es un puta pesadilla.
Cuando se termina el trastorno de ansiedad/pánico, te ríes. De ti misma, por ser tan pava, por el ridículo que has hecho, porque estás loca. Pero mientras… no hay descripción posible.
Se me pasará, porque tengo dos ovarios como dos melocotones, pero hasta entonces, una mano amiga no sobra.


Clara Hache necesita un poco de apoyo.

Sábado y hoy parece que sí lloverá

Ayer cuando llegué de trabajar ya estaba sola, mi madre y mi hermana se han ido de fin de semana a Vitoria con mis tíos y mi abuela. Yo tengo que trabajar, así que me quedo.
Entré en mi habitación y me encontré dos cosas. Una camiseta que ya daba por perdida y había encontrado mi hermana y una hojita escrita por ella (mi hermana, no la camiseta).
Copio literalmente:

INSTRUCCIONES PARA UNA HACHE EN APUROS.

-Si la cocina arde… llama a los bomberos (ÑAM!)
-Si la cocina se inunda por las babas, tranquila, ya están allí los bomberos.
-Si me coges algo, intenta que no me entere para cuando vuelva o MUERES 🙂
-Si no sabes qué ponerte, llama a tu amigo gay más cercano, o en caso de emergencia al 6******** (yo^^)
-Si no sabes dónde está el móvil, apaga la luz y llámate con el fijo. Si estaba en tu bolsillo, date un capón de mi parte.
-No te traigas tíos a casa…si no están BUENOS.
-Si no sabes si estás guapa con algo, no te preocupes, estás guapa con todo 🙂
-Si te aburres llámame, yo estaré peor.

Y por último, ya sabes: hagas lo que hagas, acuérdate de mi…ah, no! PONTE BRAGAS.

Se me olvidaba, no fumes mucho, plánchate la ropa (me echarás de menos por eso) y no te resbales en la ducha!

Gracias por confiar en seguros mini-Hache.

Tengo una hermana de 15 años que es un amor.

Martes y hoy tampoco llueve.

Manchitas.
Ya me toca, ¿no?
Somos las primogénitas bastardas
del azulclarocasiblanco.
Salidas de los 50, o 70 o incluso 60.
Ya me toca, sí.
Me toca.
Me toca hacer el amor con Nino.
Quincampoix, claro.
Skip James de fondo
y un cigarro pre, post. PROST.
Inventar palabras porque sí.
Besar bajo el muérdago por jugar.
¿Capaz?
Como en aquella película
en la que todo son colores.
Rojo, verde, violeta. Ojos.
Encontrándose en el momento exacto.
Una mirada
y dos.
Llegas tres mil besos tarde.
Pero llegas.