El Sonido Efervescente de La Casa Azul

Hace días que observado algo en tu mirada
me pongo nervioso cada vez que tu me llamas
cuando estoy con mis amigos
ya no me das la espalda
puede ser que hayas cambiado,
que quieras estar a mi lado
¡No es imposible que tu me estés haciendo caso!
tú me gustas y yo sé que el tiempo
te hará ver que en realidad no soy tan feo
Soy divertido, algo nervioso creo
¿cómo podría convencerte de que soy yo tu amor secreto?
Cuantas veces he intentado hablarte y me he sonrojado….
lo único que tú me has dicho es que parezco un poco raro
pero de un tiempo a esta parte algo está brotando de tu corazón
creo que es amor, ¡¡dímelo ya por favor!!
Si es imposible que tu me estés haciendo caso!
sha la la la la la la la la …..



Tan increíblemente retro… 😀

Anuncios

El Escondite

Vamos a jugar a un juego, que aún somos pequeños.
Yo me escondo, y tú me buscas.
Puedes estar tranquilo, cuando me toca esconderme es muy fácil encontrarme, siempre me da la risa.
Cuando me encuentres no vayas corriendo a tocar la pared gritando mi nombre.
Quédate conmigo en el escondite y dime que no te importa que el juego continúe.
Entonces me das un beso y te pierdes debajo de mi ropa, en la oscuridad de mi jardín atlántico.

Por ejemplo

Eres absolutamente camaleónica
con tu simulado acento francés,
y faldas de cuadros en invierno.
No soy capaz de leer tu mente
y en el fondo, es lo que me asusta,
que no seas real,
y en el fondo, no me da tanto miedo.
Sí, a veces no. A veces.
Y si me recuerdas a frambuesas de lluvia,
sólo me importa a ratos,
en los amaneceres medicinales.
Absolutamente fascinante.
Jodidamente calculadora,
nube de aire acondicionado
inspirada por pulmones fumadores.
Tú, que inventaste la ironía
y que callas con sonrisas,
sacándole la lengua a Kafka.
Tú, ranita de agua,
que te quedaste en los 60.
Y fascinas a cualquier ser humano
con tus crónicas esdrújulas.